JordiVIDALestudiodediseño
convierto ideas en productos

El diseño de muebles y su industria.

Lo que hoy entendemos por cultura aplicada a los objetos, en su día solo fue una mejora estructural, un entretenimiento, el trabajo aplicado a la mayor gloria de vaya a saber que, o en muchos casos un hecho revolucionario y contrario al sistema. El tiempo es el que enmarca estos hechos, convirtiéndoles en residuos culturales de una situación y por esto mismo, aparte de su valor intrínseco tienen el valor añadido de “cultura”.

Sería lógico pensar que para mejorar nuestro sistema productivo de manera cualitativa, y me refiero específicamente a la industria del mueble, sería importante comenzar a tener conciencia que todos estamos haciendo la cultura que dentro de siete siglos se verá con el mismo interés que hoy en día vemos el arte gótico aplicado en una cama o bargueño del siglo XVII.

La industria del mueble, al igual que el hombre en su más amplio sentido, sólo mejorará cuando tenga conciencia de si misma. Esto quiere decir que nuestro fin último no ha de ser solo ganar dinero. Nuestro objetivo ha de ser cumplir un hecho social y cultural importante y por ende conseguir hacer más feliz, bella y cómoda la vida de todos aquellos que usan nuestros productos. 

Los diseñadores debemos ser conscientes de nuestra función cultural y lo debemos reflejar en nuestros proyectos. Por ello hay que dar al mueble y por extensión a quien lo compre, todos estos valores artesanales industriales y culturales que, en un producto de gran consumo, cada vez son mas escasos.

En definitiva, debemos ser conscientes de que somos cultura.


Generando cultura, generando negocio...